Inicio Actualidad El colegio de Ingenieros Industriales de Madrid pone en el punto de...

El colegio de Ingenieros Industriales de Madrid pone en el punto de mira a Puertollano y al hidrógeno como oportunidad de negocio

0

Una comisión del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales
de Madrid (COIIM) y de su delegación provincial de Ciudad Real, encabezada por
el decano César Franco y el
presidente provincial de los ingenieros industriales de Ciudad Real Andrés Gómez, visitaron en el día de
ayer el Centro Nacional del Hidrógeno de Puertollano.

Le acompañaron a Franco
y a Gómez
, la directora del COIIM Mercedes
Fajardo
, el tesorero del Colegio madrileño Manuel Manso, el vicepresidente provincial de los ingenieros
industriales de Ciudad Real Germán
Domínguez
, el delegado de la Asociación de Ingenieros Industriales de
Ciudad Real Miguel Javaloy y la
secretaria técnica del Colegio en Ciudad Real Ana Poblete.

A su llegada al Colegio la comitiva fue recibida por el
Director del Centro Nacional del Hidrógeno Emilio
Nieto,
quien dio a conocer a los visitantes los avances en el área de las
tecnologías del hidrógeno y pilas de combustible, derivados de los proyectos
desarrollados en el CNH2 en los doce años de andadura. Trabajos e investigación
que auguran  el gran potencial del
hidrógeno para convertirse en una parte fundamental del futuro energético.

El Centro nacional de experimentación de tecnologías de
Hidrógeno y Pilas de Combustible ubicado en Puertollano  es único por sus características en Europa
destacó Nieto.

Posteriormente fue  el  Ingeniero industrial y también colegiado  Miguel Ángel Fernández, jefe de la unidad técnica del Centro Nacional del Hidrógeno, quien se encargó de realizar la visita guiada a los visitantes por cada uno de los trece laboratorios del Centro.

Una valiosa
aportación a la transferencia tecnológica

El Decano  del Colegio
Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid, César Franco al concluir la
visita destacó “la valiosa transferencia tecnológica  que realiza el Centro  entre la investigación básica que se hace en
las Universidades y las necesidades que tienen las empresas”. Los visitantes
tuvieron ocasión de conocer los proyectos de I+D+I que se están realizando  y conocer en profundidad las tecnologías de
hidrógeno y pilas de combustible, su relación con la situación energética
actual, su aplicación en movilidad, así como el desarrollo de diversas
demostraciones experimentales y  usos del
hidrógeno.

El Decano del COIIM destacó la relación del mundo de la
ingeniería y el centro nacional del hidrógeno como una relación de
“cooperación  mutua”  con un único objetivo  de progreso y empleo. 

Una colaboración que debe traducirse en la modificación de los procesos productivos de las grandes empresas para conseguir hidrógeno. “Si en vez de hacerlo a través de hidrocarburos, lo hacen mediante un origen verde de energías renovables, se conseguirá bajar globalmente la huella de carbono en un sector completo  o en una industria”.  Es hora de impulsar el  desarrollo de  las infraestructuras que nos permitan abaratar costes, normalizar y estandarizar equipos.

Una oportunidad de
negocio

César Franco  se
mostró convencido de las oportunidades de negocio y generación de empleo que se
crearán en torno al hidrógeno, porque un 40 % de los fondos de recuperación
europeos   van destinados a la
transformación ecológica, y uno de los pilares se sustenta en la energía verde
del hidrógeno.  En este sentido los
colegios profesionales, el propio Centro del hidrógeno y la Universidad
“podemos hacer de nexo de unión con iniciativas de formación a todo el espectro
de la sociedad, porque serán muchos los empleos que surgirán alrededor de la
industria del hidrógeno, no solo en su generación, sino también en los procesos
industriales hacia las nuevas demandas para las que   harán falta muchos profesionales
cualificados”

Por su parte , el ingeniero industrial  Manuel
Manso
tesorero del COIIM mostró la voluntad del Colegio  de “potenciar la divulgación y la labor  que ejerce el Centro  y lo que puede significar la implantación de
la tecnología del hidrógeno en las industrias y en el transporte”.  El Centro, -apostilló- está atendiendo la
demanda de la industria  “en un paso por
delante de lo que hace la Universidad, lo que sería deseable –dijo- es que ese
knowhow  sea aprovechado  por empresas locales”.

El Presidente del Colegio de los Ingenieros
Industriales  de Ciudad Real Andrés Gómez
vinculó la relación del Colegio de Ciudad Real con la Universidad y el servicio
con el que puede colaborar el Colegio como 
“nicho de formación auspiciado por el 
convenio que recientemente hemos firmado con  la UCLM” complementado con  la 
formación “trasversal de los ingenieros industriales y la capacitación
de varios colegiados que trabajan en el sector, 
con lo que se podría dar atención al requerimiento que del CNH2 nos
pueda pedir”

El hidrógeno, una
oportunidad para el desarrollo empresarial

Valoró Gómez por
otro lado  la “oportunidad que supone
para  el desarrollo de la pequeña y
mediana empresa del entorno disponer de un Centro de estas características en
la provincia de Ciudad Real, porque permite 
aprovechar  esas otras tecnologías
auxiliares  que en el CNH2 se están
investigando  alrededor de la tecnología
fundamental del Hidrógeno”.

Por su parte, Miguel
Ángel Fernández
  explicó durante la
visita, la importancia capital que tendrá a medio y largo plazo el hidrógeno
verde obtenido de tecnologías renovables, porque será fundamental en el
inevitable proceso de descarbonización y porque 
al ser un producto  capaz de
almacenar energía para después ser liberada de forma gradual,  podrá ser utilizado para  cualquier tipo de actividad industrial,  de servicios o de movilidad,  sobre todo en el transporte pesado como
trenes, barcos, camiones o autobuses.

Puso en valor igualmente 
la red gasistica con la que cuenta nuestro país, que puede convertirse
en una infraestructura fundamental para almacenar o transportar el excedente de
energía renovable. Por otro lado insistió 
que  para el horizonte del 2030,
un 25 % del consumo de hidrógeno deberá ser renovable y para ello serán
necesarios electrolizadores, para  lo que
sería “deseable que la industria española tomara la iniciativa y se
posicionara  ante ese nicho de negocio”

El Centro Nacional
del Hidrógeno

El Centro nacional de experimentación de tecnologías de
Hidrógeno y Pilas de Combustible se ocupa de implementar las tecnologías del
hidrógeno en España. Fue creado en 2007 como un consorcio entre el Ministerio
de Educación –actualmente Ministerio de Ciencia e Innovación- y la Junta de
Comunidades de Castilla La Mancha.

Dispone de trece laboratorios y otras instalaciones
auxiliares en las que impulsan la investigación científica y tecnológica de las
tecnologías de hidrógeno y pilas de combustible, al servicio de toda la
comunidad científica, tecnológica e industrial.

Un espacio de
referencia

El Centro  nacional
del Hidrógeno se ha convertido en un espacio de referencia para el sector del
hidrógeno tanto a nivel nacional como internacional, con la ejecución de un
elevado número de colaboraciones con universidades, centros tecnológicos y
empresas de diferentes tipos, cubriendo toda la cadena de valor y aportando
experiencia calidad y profesionalidad en su realización. El CNH2 coordina y
participa en numerosos proyectos de I + D relacionados con el sector. Colabora
habitualmente con otros centros de investigación y empresas en España, Europa y
Latinoamérica. En cuanto a las alianzas estratégicas, el CNH2 ha sido un agente
decisivo en la creación del Clúster de Hidrógeno verde de Castilla la Mancha.

Sus objetivos científico-tecnológicos son  impulsar la tecnología mediante la ejecución
de proyectos de I + D y servicios tanto de investigación básica como aplicada,
experimentar y validar prototipos y equipos, desarrollar y escalar procesos y
homologar, certificar y verificar componentes y sistemas.


- Te recomendamos -